Pilates, entrenamiento, equilibrio, propiocepción

LA IMPORTANCIA DEL EQUILIBRIO EN LA CALIDAD DE VIDA

Aunque el equilibrio es un término muy utilizado, este concepto en el ser humano no tiene una definición universalmente aceptada; lo que sí se considera es que es indispensable para la movilidad y para el mantenimiento de una adecuada calidad de vida.

Se sabe que en nuestro entorno un 33% de las personas mayores de 65 años se cae a lo largo de un año, y un 10% lo hace de manera repetida (Rodríguez-Molinero et al., 2015). Esta cifra puede alcanzar el 80% en mayores de 80 años (Tinetti, 1988). Lo grave es que las consecuencias de estas caídas pueden suponer el inicio de la discapacidad en el adulto mayor, lo que nos lleva a buscar la forma de disminuir estos porcentajes de caídas, no solo en nuestros alumnos mayores. Una de las grandes bazas a jugar por nosotros, los profesores de Pilates, como profesionales del campo del ejercicio físico saludable, es la prevención.

Hay diferentes conceptos relacionados con el equilibrio, y desde Pilates podemos intervenir positivamente sobre todos ellos:

  • Base de sustentación.
  • Centro de gravedad y centro de masas.
  • Control postural.
  • Control ortostático anticipatorio.
  • Control ortostático reactivo.
  • Límite de estabilidad.
  • Postura corporal.

La capacidad de mantener un correcto equilibrio que permita una vida independiente y funcional pasa por el buen funcionamiento de los sistemas implicados en el equilibrio, que son:

  • Vestibular

Gracias al aparato vestibular, situado en el oído interno, obtenemos sensaciones subjetivas de movimiento de la cabeza o cambios de posición. Si estas informaciones son correctas, esto nos ayudará a reequilibrarnos correctamente.

  • Visual

Aporta información sobre el espacio que nos rodea. Esto, entre otras cosas, nos ayuda a anticipar cambios que podrán comprometer nuestro equilibrio.

  • Somatosensorial

Nos aporta información gracias a los propioceptores situados en los músculos y articulaciones de nuestro cuerpo. Gracias a esta información nuestro cerebro emitirá una respuesta muscular dirigida al restablecimiento del equilibrio. Si la información de los propioceptores es deficiente, la respuesta dada por nuestro cuerpo no será la adecuada.

  • Motor

Los músculos y las articulaciones deben ejecutar la orden emitida por instancias superiores de nuestro cuerpo, por lo tanto, el correcto funcionamiento del sistema motor en su conjunto. Se realizará de forma precisa la acción necesaria para evitar caídas que puedan incidir negativamente en nuestra calidad de vida.

En Pilates Vitae, como profesionales del ejercicio físico, entrenamos cada día todas las variables relacionadas con el equilibrio en todos nuestros alumnos jóvenes y adultos mayores, lo que implica un trabajo de prevención que por un lado mejorará las expectativas de calidad de vida de nuestros alumnos jóvenes y por otro lado mejorará la calidad de vida actual en los adultos mayores.

¿Te apuntas a entrenar el equilibrio con Pilates Vitae?