Pilates, entrenamiento, fuerza, niños, adolescentes, crecimiento, desarrollo

PILATES EN NIÑ@S Y ADOLESCENTES

PABLO GARCÍA MARTÍNEZ

Grado en CAFD

Maestro de Educación Física

Experto Universitario en prevención de lesiones y readaptación físico-deportiva

El Método Pilates se está convirtiendo en uno de los medios de acondicionamiento físico más importantes y practicados en la actualidad; el éxito de nuestro Método es debido a los grandes beneficios que reporta en cuanto a la mejora de la salud y al mantenimiento de la misma.

Pero ¿qué beneficios puede aportar en los más jóvenes de nuestra sociedad?

LO IMPORTANTE ES UTILIZAR EL MOVIMIENTO COMO ELEMENTO FORMATIVO

Siguiendo el manifiesto de la Federación Internacional de Educación Física (FIEP, 2000), debemos educar para la salud y para el ocio a través del desarrollo de estilos de vida activos en las personas.

Podemos aprovechar principios tan importantes del Método Pilates como Movimiento de todo el cuerpo o desarrollo muscular uniforme para ayudar al objetivo anteriormente mencionado y lograr de esta forma mejorar la educación para la salud y el ocio en niños, niñas y adolescentes de nuestro entorno.

DEBEMOS LOGRAR UN BAGAJE MOTOR AMPLIO Y DE CALIDAD

Este es uno de los grandes beneficios que el Método Pilates puede aportar al desarrollo saludable de niños y adolescentes, además, este bagaje motor amplio de y de calidad ayudará a una mejora en la futura calidad de vida de los sujetos, potenciando una buena relación entre los mecanismos perceptivos, de decisión y de ejecución (Le Boulch, 2001) que resultará en una menor probabilidad de sufrir lesiones tanto traumáticas como por sobreuso en estas etapas (Blanco y García, 2016), siendo todo el proceso transferible a la edad adulta; por lo tanto, gracias a Pilates podemos enriquecer el bagaje motor en niños, niñas y adolescentes, y de esta manera estaremos incidiendo positivamente en su futura calidad de vida.

LO IMPORTANTE ES UTILIZAR EL MOVIMIENTO COMO ELEMENTO FORMATIVO

Siguiendo el manifiesto de la Federación Internacional de Educación Física (FIEP, 2000), debemos educar para la salud y para el ocio a través del desarrollo de estilos de vida activos en las personas.

Podemos aprovechar principios tan importantes del Método Pilates como Movimiento de todo el cuerpo o desarrollo muscular uniforme para ayudar al objetivo anteriormente mencionado y lograr de esta forma mejorar la educación para la salud y el ocio en niños, niñas y adolescentes de nuestro entorno.

DEBEMOS LOGRAR UN BAGAJE MOTOR AMPLIO Y DE CALIDAD

Este es uno de los grandes beneficios que el Método Pilates puede aportar al desarrollo saludable de niños y adolescentes, además, este bagaje motor amplio de y de calidad ayudará a una mejora en la futura calidad de vida de los sujetos, potenciando una buena relación entre los mecanismos perceptivos, de decisión y de ejecución (Le Boulch, 2001) que resultará en una menor probabilidad de sufrir lesiones tanto traumáticas como por sobreuso en estas etapas (Blanco y García, 2016), siendo todo el proceso transferible a la edad adulta; por lo tanto, gracias a Pilates podemos enriquecer el bagaje motor en niños, niñas y adolescentes, y de esta manera estaremos incidiendo positivamente en su futura calidad de vida.

PILATES ES FUERZA ¿ENTRENAMIENTO DE FUERZA EN NIÑ@S Y ADOLESCENTES?

Sí, siempre que estos programas sean supervisados por profesionales Graduados en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte y/o Maestros de Educación Física, y estén en consonancia con las necesidades y características individuales de niños y adolescentes; podemos mejorar la composición corporal, mejorar la sensibilidad a la insulina en adolescentes con sobrepeso, reducir la grasa corporal y mejorar la función cardiaca en niños y niñas con obesidad (Schwingshandl et al. 1999; Benson et al. 2008; Watts e al. 2004; Shaibi et al. 2006; Naylor et al. 2008). Por otro lado, se ha demostrado que la participación a edades tempranas en programas de entrenamiento de fuerza bien planificados supone una mejora de la densidad mineral ósea y de la salud general del sistema osteoarticular (Álvarez-San Emeterio et al. 2011).

Con todos estos datos en la mano, no cabe duda de los beneficios que el Método Pilates puede aportar al desarrollo de la persona desde edades tempranas, y todo ello sin haber profundizado en los beneficios asociados a problemas posturales, actitudinales u otras alteraciones típicas de la niñez y la adolescencia; esto lo dejamos para futuras entradas.

BIBLIOGRAFÍA.

Álvarez-San Emeterio C, Palacios-Gil Antuñano N, López-Sobale AM, et al. Effect of strength training and the practice of alpine skiing on bone mass density, growth, body composition and the strength and power of the legs of adolescent skiers. J Strength Cond Res 2011;25:2879–90.

Benson AC, Torode ME, Fiatarone Singh MA. The effect of high-intensity progressive resistance training on adiposity in children: a randomized controlled trial. Int J Obes 2008a;32:1016–27.

Blanco, S., García, P. (2016). Pilates en edades especiales. Pilates Vitae Escuela de Formación. Material sin publicar.

Federation Internationale d’Education Physique. (2000). Manifiesto mundial de la Educación Física. Recuperado de http://usuarios.arnet.com.ar/otanez/menu/manifestom.htm

Le Boulch, J. (2001). El cuerpo en la Escuela del siglo XXI. Barcelona: Inde.

Naylor LH, Watts K, Sharpe JA, et al. Resistance training and diastolic myocardial tissue velocities in obese children. Med Sci Sports Exerc 2008;40:2027–32.

Schwingshandl J, Sudi K, Eibl B, et al. Effect of individualised training programme during weight reduction on body composition: a randomised trial. Arch Dis Child 1999;81:426–8.

Shaibi G, Cruz M, Ball G, et al. Effects of resistance training on insulin sensitivity in overweight Latino adolescent males. Med Sci Sports Exerc 2006;38:1208–15.

Watts K, Beye P, Siafarikas A. Exercise training normalizes vascular dysfunction and improves central adiposity in obese adolescents. J Am Coll Cardiol 2004;43:1823–7.